Los chicos del Bronx que revolucionaron la música

En un Nueva York deprimido por la pobreza, el abandono y la violencia, un grupo de adolescentes decide luchar por sus sueños a través de la música, el baile o el graffiti. The Get Down capta el ambiente de los años setenta en el sur del Bronx, un barrio en el que reinaba el caos y la desolación, pero que vio nacer un nuevo género musical: el hip-hop. De la vida en las calles y la necesidad de escapar del ambiente gris, surgieron melodías y canciones que ponían letra a los problemas del barrio, y una cultura que contribuyó a la mejora de las condiciones en el Bronx.

El latido del Bronx

Escándalos, activismo y desencanto. La década de los setenta fue de todo menos aburrida en Estados Unidos. Después de la revolución social iniciada en los sesenta, los años posteriores continuaron con las protestas contra la Guerra de Vietnam y las reivindicaciones por los derechos de las minorías: mujeres, afroamericanos u homosexuales. Quejas que se transformaron en desencanto por la corrupción política del país, en especial después del famoso Caso Watergate, que obligó a dimitir al presidente Nixon.

La “década del yo”, como la apodó el novelista Tom Wolfe, celebró por primera vez el Día de la Tierra en Estados Unidos, y aprobó la ERA, la Enmienda de Igualdad de Derechos. Era tiempo de experimentación con alucinógenos, como el LSD, y de desinhibir la verdadera personalidad del individuo. Drogas y liberación que servían, entre otras cosas, para tratar de olvidar la precaria situación económica del país en ese momento, que era especialmente notable en el sur del Bronx.

Coches y edificios abandonados en la avenida Westchester en 1970
Coches y edificios abandonados en la avenida Westchester en 1970. ©Vergara, Camilo J. /Library of Congress

‘Ahí lo tienen damas y caballeros, el Bronx está en llamas’

Fue durante el segundo partido de las World Series —la final de las Grandes Ligas de Béisbol —de 1977. Un helicóptero de la cadena ABC ofreció una panorámica de las afueras del Yankee Stadium en la que se vio un fuego descontrolado en los alrededores, lo que llevó, supuestamente, al periodista Howard Cosell a entonar la frase: “Ahí lo tienen damas y caballeros, el Bronx está en llamas”. En las grabaciones del partido no hay constancia de las palabras de Cosell, pero a partir de ese momento se utilizarían para describir la precaria situación que se vivía en el sur del barrio neoyorquino en esa época.

En la década de los 70, se quemó el 40% del Bronx. Entre otras cosas, los propietarios fueron artífices de esta destrucción, ya que no querían perder el valor de sus casas, que venía decayendo desde la década anterior: Contrataban a pirómanos profesionales para cobrar los seguros. Los edificios abandonados se convirtieron así en el escenario perfecto para el tráfico de drogas o la prostitución. Indigentes, una tasa de desempleo que no dejaba de escalar y zonas del barrio tan devastadas que dejaron de salir en los mapas ilustraban la terrible situación de la época. Es el caso de Charlotte Street, una zona que recibió la inesperada visita del presidente Jimmy Carter en 1977, que ordenó que se establecieran planes para reconstruir la zona sin mucho éxito.

Las duras condiciones de vida y el auge de la criminalidad en el Bronx fueron objeto de multitud de películas o libros. Clásicos de la cultura estadounidense como los largometrajes Rumble in the Bronx y The Warriors, o la mítica novela de Tom Wolfe La hoguera de las vanidades, representaron el lugar como una zona altamente peligrosa y a evitar, especialmente si eras blanco.

Violencia en las calles del Bronx
Violencia en las calles del Bronx, 1970. ©Vergara, Camilo J. /Library of Congress

Música, moda y arte como liberación

A pesar de toda esa pobreza y decadencia, de la vida en las calles fue surgiendo un movimiento cultural que recogía el ambiente del Bronx: música, moda y arte se convirtieron en vehículo de expresión y liberación. A finales de los setenta, el barrio neoyorquino vio nacer el graffiti entorno a figuras como Tats Cru y surgieron galerías como la Fashion Moda. Este pequeño espacio, fundado en 1978, servía como punto de encuentro para la comunidad artística no solo de la zona, sino también de la parte baja de Manhattan. Un lugar que se estableció como foro de debate sobre la función del arte en la sociedad y fue el hogar de artistas ahora consagrados como Keith Haring y Jenny Holzer.

Graffitti en el metro
Graffitti en el metro

Los jóvenes del Bronx no se reivindicaban únicamente a través del arte. La moda y su forma de vestir eran reflejo de sus gustos y su ímpetu. Colores vibrantes como el rojo, el amarillo o el azul convivían con el negro heredado del movimiento Black Panther —el colectivo que luchaba por los derecho de los afroamericanos—, y destacaban en el ambiente sombrío de la zona. Cazadoras de cuero, chaquetas vaqueras, baggy pants y zapatillas deportivas que se empezaban a poner de moda, como las clásicas Puma, construyeron la estética de los jóvenes del lugar.

El sur del Bronx es conocido como el epicentro del origen del hip-hop, que surgió a partir de las fiestas que se organizaban en los bloques de edificios y que eran populares entre la comunidades afroamericanas y latinas. Una de las figuras clave de estos encuentros fue Dj Kool Herc, al que se considera el “padre del hip-hop”. A partir de los ritmos soul y funk que pinchaba en estas celebraciones, puso el germen de un nuevo movimiento. Comenzaron a actuar en sus fiestas artistas como Grandmaster Caz o Grandmaster Flash, que en 1979 formaría uno de los primeros y más influyentes grupos de hip-hop: Grandmaster Flash and the Furious Five.

Todas estos movimientos culturales que fueron surgiendo y estableciéndose en el Bronx a pesar de la miseria, sentaron las bases de lo que hoy conocemos como hip-hop. Sirvieron no solo para moldear la personalidad de una comunidad, también fueron parte fundamental del desarrollo de la zona y una motivación para muchos jóvenes que se atrevieron a luchar por sus sueños y alcanzar sus metas.

Keith Haring
Keith Haring, uno de los artistas de la galería Fashion Moda, trabajando en uno de sus obras. ©Keith Haring /Sin derechos

Los nombres propios del hip-hop

La evolución de los primeros compases del hip-hop, creados por los pioneros Dj Kool Herc o Grandmaster Flash, dio lugar a un género musical que mueve millones de dólares cada año y que es el favorito de los estadounidenses. Figuras como las de los miembros de N.W.A, Tupac o Notorious B.I.G se encargaron de dignificarlo, mientras que, en la actualidad, raperos como Jay-Z o Kendrick Lamar protegen el trono de este movimiento cultural.

  • Año: 1973
    Dj Kool Herc

    Es el “padre del hip-hop”, artífice del nacimiento del género. En las fiestas en las que pinchaba en su bloque de la avenida Sedgwick comenzó a experimentar con distintos sonidos dando lugar al breakbeat, la base de la cultura hip-hop. Fue él quien le otorgó a los bailarines el nombre de b-boys. Se considera un momento clave en el género la fiesta de cumpleaños de su hermana en 1973.

  • Año: 1974
    Sylvia Robinson

    Cantante y productora, fundadora del sello discográfico Sugar Hill Records, el primero dedicado al hip-hop. Es considerada la principal impulsora de dos grandes éxitos musicales de la época: Rapper’s Delight de Sugarhill Gang y The Message de Grandmaster Flash and the Furious Five.

  • Año: 1976
    Afrika Bambaataa

    El “abuelo” del hip-hop y el padre del Electro Funk, Afrika Bambaataa fue uno de los primeros en pinchar con el sonido breakbeat, fundamental en la música hip-hop. Su organización, Universal Zulu Nation (1976), consiguió reunir a los máximos exponentes de la cultura hip-hop de la época en todos los ámbitos y ayudar a su difusión.

  • Año: 1979
    Grandmaster Flash

    Músico y Dj, es uno de los pioneros del hip-hop y posiblemente la figura más influyente del género. A mediados de los 70 comenzó a tocar en las fiestas del Bronx y en 1979, él y su grupo, Grandmaster Flash and The Furious Five, se establecieron con el sello Enjoy Records. En 1982, ya bajo el paraguas de Sugar Hill, grabaron The Message, su mayor éxito, que consiguió el disco de platino en menos de un mes. Por primera vez, el género adquiría un compromiso social y denunciaba la violencia, las drogas o la pobreza. Su importancia ha hecho que su persona forme parte de The Get Down, en la que será interpretado por el actor Mamoudou Athie.

  • Año: 1986
    N.W.A

    En 1986 lanzan su primer single Panic Zone. Serían los primeros pasos de uno de los grupos más celebrados y controvertidos dentro del hip-hop. Con su disco Straight Outta Compton, publicado en 1988, marcaron una nueva época dentro del gangsta-rap, un subgénero en el que fueron pioneros y máximos exponentes del momento.

  • Año: 1988
    Big Daddy Kane

    Uno de los raperos más importantes de los años 80 y 90. Lanzó su álbum debut en 1988, donde se incluía su éxito Ain’t No Half-Stepping, que la revista Rolling Stone colocó en la lista de las “50 mejores canciones de hip-hop de todos los tiempos”. Colaboró con artistas de la talla de Pati Labelle y Tupac Shakur.

  • Año: 1991
    Tupac Shakur

    Seis años de carrera fueron suficientes para que el artista dejase una huella imborrable en el mundo del hip-hop y de la música en general. Desde su álbum debut, 2Pacalypse Now, sus letras comprometidas en las que hablaba de racismo, drogas o injusticia social lo convirtieron en algo más que un rapero: referente para miles de fans en todo el mundo y una voz fuerte para la comunidad negra. Su muerte en 1996 lo consagró como mito y leyenda.

  • Año: 1994
    Notorious B.I.G

    Su primer álbum (y el único lanzado en vida) Ready to Die, parecía anunciar el trágico final de Notorious B.I.G. El máximo exponente del hip-hop en la costa este se diferenciaba de Tupac en el contenido explícito de sus letras y el carácter instrumental de sus temas. Con canciones como Juicy o Hipnotize se aseguró un hueco en la historia del género. En 1997, después de su muerte, sus compañeros de Bad Boy Records lanzaban Life After Death, el álbum póstumo que, al igual que a Tupac, lo convirtió en mito.

  • Año: 2001
    Jay Z

    Uno de los raperos más exitosos de la historia y, en parte responsable, de introducir el hip-hop parte en la cultura mainstream. Con él los raperos comenzaron a ser no solo músicos, sino también empresarios de alto nivel. Su álbum The Blueprint fue capaz de equilibrar su lado comercial con un carácter más tradicional y artístico.

  • Año: 2006
    Nas

    Uno de los mejores letristas del género, capaz de introducir líneas poéticas en sus canciones. Debutó por todo lo alto con su álbum Illmatic (1994), considerado uno de los mejores discos de hip-hop de la historia. Causó controversia con su lp Hip-hop is Dead un trabajo que reflexionaba sobre la situación del género en ese momento y con el que muchos se sintieron ofendidos. Debutó como número uno en la lista de los Billboard. Nas es uno de los productores ejecutivos de The Get Down, y creador de la banda sonora junto a Grandmaster Flash.

  • Año: 2010
    Kanye West

    Comenzó su carrera como productor y en 2004 debutó como músico con The College Drop Out. Seis años después lanzó My Beautiful Dark Twisted Fantasy, considerado su mejor álbum, y en 2011 presentó Watch the Throne, una colaboración con su amigo Jay-Z. Su personalidad arrolladora y sus salidas de tono son parte de su éxito y se ha coronado como uno de los raperos más influyentes de los últimos años gracias a su experimentación constante.

  • Año: 2015
    Kendrick Lamar

    Es el rapero estrella de los últimos años. Lamar cita como su principal fuente de inspiración a Tupac Shakur y, al igual que él, en sus canciones habla de problemas no solo personales sino también políticos como el racismo o la brutalidad policial en Estados Unidos. Su álbum To Pimp a Butterfly debutó en lo más alto de la lista Billboard y fue nombrado mejor disco de 2015. Ese año recibió 11 nominaciones a los Grammy, incluyendo Mejor álbum del año y Canción del año.

Una serie original de Netflix

Así es la serie

The Get Down cuenta la historia de seis adolescentes del sur del Bronx que viven la vida a tope a través de la música (hip hop, punk, disco y dance) en una comunidad desgarrada por la violencia y la miseria. Entre escombros, estos jóvenes se tienen solo a ellos mismos, armados únicamente con sus juegos de palabras, sus pasos de baile improvisados o sus tubos de spray para pintar graffitis.

The Get Down sitúa el foco de su historia en personajes que habitualmente pasan desapercibidos —jóvenes, negros, latinos— y ahonda en el germen cultural que dio origen al hip-hop, en lugar de centrarse en las décadas de los 80 o 90.

Desde el Bronx, pasando por la escena artística del SoHo, desde CBGB’s a Studio 54... The Get Down se postula como una saga mítica de cómo un Nueva York al borde de la bancarrota vio nacer el hip-hop, el punk y el disco. Todo contado a través de las vidas y la música de los chicos del barrio del Bronx, que fueron capaces de cambiar la ciudad y el mundo para siempre.

Personajes The Get Down

Personajes

MYLENE CRUZ MYLENE CRUZ

Interpretada por Herizen Guardiola

Mylene es la hermosa hija de una familia puertorriqueña muy respetada en el Sur del Bronx. Sus padres dirigen la iglesia de Pentecostés del barrio, y su tío y defensor incondicional, Papá Fuerte, es un político local, líder del Centro Comunitario del Bronx. La excepcional voz de Mylene puede oírse todos los domingos en la iglesia, pero ella sueña con representar la nueva era musical, ser una estrella de la música disco de Manhattan, y cantar en Studio 54 y en otras mecas del género. Siempre fiel a los estrictos valores morales y religiosos de su familia, Mylene se apoya en el amor y la ayuda de su tío y de su novio Ezekiel para intentar alcanzar sus metas.
EZEKIEL EZEKIEL FIGUERO, ‘BOOKS’

Interpretado por Justice Smith

Su buen amigo Shaolin lo bautizó con ese apodo por su su facilidad para inventar las letras de una melodía en un instante. Tras su fachada guay y aniñada se esconde todo un filósofo y un estudiante excelente, que tiene la oportunidad de formarse en la universidad que elija de la prestigiosa Liga Ivy. Sin embargo, la que acapara el tiempo y la atención de Books es Mylene, la chica de sus sueños. Sus raps son la crónica de The Get Down de principio a fin.
SHAOLIN FANTASTIC SHAOLIN FANTASTIC

Interpretado por Shameik Moore

Shaolin Fantastic, alias ‘Shao’, es el colmo de lo cool. Es un lobo solitario, siempre en busca de emociones, transgresor y temerario. Está siempre a la última de lo que pasa en la calle, enganchado a todo lo nuevo y underground. Por su carisma y seguridad en sí mismo, es la persona perfecta para liderar una banda de chicos que hagan realidad su visión. Pero detrás de su audacia se esconde un deseo desesperado de amor y del calor de una familia.
CADILLAC CADILLAC

Interpretado por Yahya Abdul-Mateen II

Cadillac es hijo de Annie la Gorda, la jefa del tráfico de heroína del sur del Bronx y dueña de la famosa discoteca Les Inferno. Cuando no está pavoneándose en la pista con sus últimos pasos de baile, a Cadillac le gusta ejercer del heredero de la organización criminal de Annie. Su amor por la música, su educación sobreprotectora y la inseguridad en sí mismo lo convierten en un gánster tan ineficaz como imprevisible.
DIZZEE MARCUS KIPLING, ‘DIZZEE’

Interpretado por Jaden Smith

Dizzee es el mayor de los hermanos Kipling. A menudo se siente incomprendido, pues parece que se encuentra en una onda distinta de la del resto de su familia. Pocas cosas le llaman la atención pero, cuando algo le interesa, devora todo lo que encuentra sobre eso. Este rasgo de su carácter hace que sea una persona muy intensa y excepcionalmente culta, y el más filosófico de los Kipling. Dizzee es muy observador, tiene un sentido del humor muy fino y prefiere expresarse a través del arte y de los grafitis. Quiere vivir todas las experiencias que pueda, aunque eso implique correr riesgos.